Seleccionar página

CASA DE LA CONSERVA

Rehabilitación de vivienda unifamiliar. Valencia. 2017-2019

La casa del arquitecto. El ejercicio más personal e íntimo, así como necesario, que un arquitecto puede experimentar. Una oportunidad de explorar caminos improbables y proponer una forma de habitar única y particular. Ese lugar que debe acoger historias provinientes de vidas pasadas y estimular las futuras. Un espacio que exprese el carácter y la idiosincrasia particular, en el que tengan cabida sueños y caprichos e invite a volar.

Ubicada en el barrio multiétnico de Ayora, la oportunidad aparece en forma de casa valenciana de principios del siglo pasado. Una estrecha escalera comunica la calle con 2 viviendas. A la izquierda, la susodicha. El estado de la misma invita a un vaciado total. Tabiques, techos, instalaciones, suelos son retirados dejando el espacio desnudo con la cubierta de viguetas de madera y teja a la vista. El forjado es reforzado, los huecos a la calle recuperan su tamaño y esplendor original y la casa se perfora hacia el patio de manzana. Introducir luz natural y ver el cielo desde todas las estancias se convierte casi en una obsesión.

Se construye un altillo de estructura ligera de madera que organiza el espacio en 3 áreas. El espacio a doble altura, con la zona de salón-comedor y cocina. Bajo el altillo la zona íntima con la habitación principal, baño y salita de invierno. Y arriba el estudio, esa zona polivalente donde crear, experimentar y acoger invitados.

Una escalera metálica con los peldaños volados desde el muro medianero une estos 2 niveles y se convierte en la protagonista del espacio. Existen además otras dos pequeñas escaleras que facilitan el acceso a sendas terrazas situadas en semi-niveles diferenciados lo que acentúa el carácter tridimensional de la vivienda. La primera con acceso (hacia abajo) desde la salita de invierno supone una extensión de la misma. Esta zona ajardinada sirve de transición con el patio de manzana donde predominan cubiertas de teja habitadas por gatos de todos los colores. La segunda terraza está situada sobre la salita. A la cubierta original se le practicó una elevación de forma que proporciona aire y luz tanto al altillo como al salón, provocando una diagonal que cruza toda la vivienda, que a su vez proporciona el acceso a la terraza superior

Las texturas inundan la vivienda confiriéndole calidez y autenticidad, conviviendo en armonía elementos antiguos y nuevos. Ladrillo, cemento, acero, pinturas y sobre todo madera, mucha madera.

Arquitecto
Jose Costa

Ilustraciones
Anneta Santacreu

Fotografía
Milena Villalba